Tiramisú de limón

Una versión del clásico tiramisú

 
Hoy va a ser una Nochebuena distinta para todos en un año que recordaremos como el año en el que no pudimos abrazar ni ver a nuestros familiares y amigos, un año en el que tuvimos que quedarnos en casa deseando que los días pasasen muy deprisa, un año en el que nos hemos ido acordando diariamente de aquellos que no han podido llegar a estas Navidades y también de aquellos que han sufrido y siguen sufriendo las secuelas de este terrible virus.
Creo que todos lloraremos, por dentro o por fuera, pero tendremos ese sentimiento de que necesitamos el cariño de los nuestros y  necesitamos estar con ellos.
 
Celebraremos la Nochebuena con responsabilidad, pero siguiendo nuestras tradiciones, una mesa bonita y decorada con ternura, una cena preparada con pasión y, por supuesto, un postre con mucho amor.
 
Feliz Navidad a todos.
 
El tiramisú siempre será el tiramisú con, café, mascarpone y cacao. No pretendo cambiarlo, pero el postre que os traigo hoy podemos llamarlo tiramisú de limón. Es un postre muy ligero y que puedes ponerlo en vasitos o copas, como he hecho yo, o también en forma de tarta como el tiramisú clásico. Hay que probar cosas nuevas, así que … manos a la obra.

 

 
Ingredientes 
Vamos a comenzar preparando la crema para que pueda enfriarse. Lo mejor es que se haga el día anterior.
 
– 3 yemas
– 80 g. de azúcar + 1 cda. más
– 140 g. de mascarpone
– 140 g. de requesón
– 100 ml. de nata líquida
– 80 ml. de zumo de limón
– 100 ml. de agua
– 1 lima
– Vainilla
– Unas gotas de licor de limón (opcional)
– Unas soletillas
– Unas onzas de chocolate blanco para decorar
 
Preparación
1.- Batimos las yemas con los 80 g. de azúcar hasta que obtengamos una crema.
 
2.- En un bol aparte ponemos el requesón, el mascarpone, unas gotas del zumo de limón que tenemos, el zumo de la mitad de la lima y un poco de ralladura de limón; batimos todo con unas varillas. Añadimos la vainilla y las yemas con el azúcar, mezclamos todo.
 
3.- Montamos la nata y la incorporamos a la mezcla que tenemos con el requesón, mascarpone y yemas. Aquí puedes añadir ahora las gotas de licor de limón. Batimos con las variillas y guardamos en el frigorífico. Lo ideal es que esté toda la noche, pero si no, puedes tenerlo un par de horas.
 
4.- En un cazo al fuego ponemos el agua, la cáscara del limón que hemos utilizado, 1cda. de azúcar y el resto de zumo de limón que tenemos. Dejamos hervir unos minutos. Ponemos este caldo en un bol o plato hondo que nos servirá para bañar las soletillas.
 
Montaje
–  Bañamos las soletillas en el almíbar que tenemos de limón, muy poquito, ya que enseguida absorben el líquido y se rompen.
 
– Vamos poniendo una base de soletillas en el recipiente que hayamos elegido. 
 
– Sacamos la crema del frigorífico y la batimos enérgicamente con unas varillas hasta que espesen. Ponemos esta crema en una manga pastelera.
 
– Echamos crema encima de las soletillas; ponemos otra capa de soletillas bañadas y volvemos a echar crema por encima.
 
– Finalizamos rallando la lima por encima de la crema  y echando chocolate blanco rallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.