Tarta Sacher

Tarta Sacher, o Sachertorte en alemán, porque esta tarta es típica de Austria. Existen muchas versiones de la tarta, pero yo he seguido la receta del blog la cuisine de Mercotte  https://www.mercotte.fr/ , una de las blogueras de cocina más conocidas de Francia.

Es la primera vez que he hecho esta tarta y el resultado ha sido ¡excelente!. El chocolate que cubre la tarta permite que ésta dure varios días, aunque …. es imposible. 

Yo he cortado el bizcocho en tres discos, y he realizado tartitas pequeñas cortando con los moldes el bizcocho una vez hecho, aunque también podéis cortar el bizcocho sólo en dos y añadir la confitura de albaricoque y la ganache de chocolate por dentro.

La volveré a hacer muy pronto otra vez porque es de nota.
 
Ingredientes y preparación
Bizcocho
– 200 grs de almendras trituradas
– 70 + 60 grs. de azúcar
– 5 huevoa
– 50 grs. de chocolate negro (70% cacao)
– 50 grs. de mantequilla
– 50 grs. de harina
– 25 grs. de cacao
 
1.- Batimos la almendra, que deberá estar muy triturada, como hecha una pasta, con 70 grs. de azúcar. Incorporamos poco a poco las yemas.
2.- Batimos las claras a punto de nieve echando poco a poco los 60 grs. de azúcar.
3.- Fundimos el chocolate al baño maría o al microondas, añadimos la mantequilla y una parte de las claras; vamos dando vueltas muy despacio. Añadimos la masa de almendras y huevos y mezclamos.
4.- Incorporamos delicadamente la harina y el cacao tamizados y después el resto de claras. Volvemos a mezclar muy despacio para que no se bajen mucho las claras.
5.- Ponemos la masa en un molde de 22 cm. de diámetro (aunque lo podéis poner en moldes más pequeños) y horneamos durante unos 50 minutos a 170º,; siempre vigilando.
6.- Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar. 
 
Ganache de chocolate
– 150 grs, de chocolate (70% cacao)
– 235 ml. de nata líquida
–  1 cucharada de miel
– 50 grs. de mantequilla
 
1.- Ponemos en un cazo al fuego la nata y la miel, cuando empiece a hervir la retiramos del fuego y  la echamos encima del chocolate troceado. Batimos. Después, añadimos la mantequilla cortada en trocitos. Damos vueltas hasta que se funda la mantequilla; si es necesario podéis ponerlo otra vez en e fuego para que se funda, pero no hace falta.
2.- Metemos la ganache en el frigorífico, al menos una hora, para que se endurezca. Podéis hacer la ganache la noche anterior.
 
Compota de albaricoque
– 150 grs. de albaricoques secos
– agua
– licor de albaricoque (opcional, yo he prescindido de él)
 
1.- Ponemos en un cazo al fuego los albaricoques secos con agua que los cubra y dejamos que hiervan sobre unos 10 minutos, hasta que estén blanditos.
2.- Escurrimos los albaricoques y los batimos. Podemos añadir ahora un poco de licor.
 
Glaseado de chocolate  (lo haremos cuando lo vayamos a utilizar)
– 130 grs. de chocolate
– 260 ml. de nata
– 1 cucharada de miel
– 50 grs. de mantequilla
 
1.- Hervimos la nata con la miel, la echamos en el chocolate troceado, mezclamos y después añadimos la mantequilla; batimos todo.. (Para que el glaseado quede brillante deberíamos añadir la mantequilla cuando el chocolate esté a unos 30 ó 40º y después echarlo en la tarta a 35º-37º; si no tenéis termómetro, dejaremos enfriar un poco dando vueltas y, si se enfría después, calentaremos muy poco en el microondas).
 
Montaje
– Cortamos el bizcocho en tres discos. Podemos cortar después con un cortador de otro tamaño si queremos tartas más pequeñas. 
 
– Introducimos el primer disco de bizcocho en el molde que teníamos, así podremos trabajar mejor. Untamos ese primer disco con una fina capa de compota de albaricoque; echamos encima, con una manga pastelera, otra fina capa de ganache de chocolate.
– Ponemos el segundo disco y repetimos la misma operación, compota de albaricoque y ganache de chocolate (no os paséis con la cantidad, con un poco es suficiente)
– Ponemos el tercer y último disco y lo cubrimos con ganache. Metemos la tarta en el frigorífico.

 

– Sacamos la tarta del frigorífico y la cubrimos con el glaseado de chocolate, alisamos con la espátula y dejamos enfriar mínimo una hora. Cuanto más fría más rica está; así que si os la coméis al día siguiente, mucho mejor.

Repostería austríaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.