Tarta de mousse de chocolate

Esta tarta la he realizado para un cumpleaños; es un poco trabajosa, pero puedes realizarlo casi todo el día anterior y dejar para el final la cobertura de chocolate y la decoración.

La tarta se compone de una capa fina de bizcocho de caco, crema de caramelo con mantequilla salada, otra capa fina de bizcocho y mousse de chocolate. Por encima lleva una cobertura brillante de chocolate.
 
Yo la he hecho cuadrada para poder partirla luego en cuadrados, ya que eran muchos los niños del cumpleaños, pero también podéis hacer la típica tarta redonda.
El día de antes podéis hacer la mousse de chocolate, y la crema de caramelo incluso se puede hacer con varios días de antelación.
Lo que sí os aconsejo es leer bien antes toda la receta y preparar todos los ingredientes.
 
Ingredientes y preparación
Crema de caramelo
Primero vamos a hacer un caramelo salado que luego mezclaremos con el resto de crema y, al día siguiente, o pasadas unas horas, montaremos con una batidora.
– 40 g. azúcar
– 15 g. mantequilla salada (se puede sustituir por mantequilla normal añadiendo flor de sal)
– 60 g. nata líquida caliente
 
1.- Ponemos en un cazo el azúcar, lo mejor es ponerla a fuego bajo y añadir el azúcar en tres veces. 
Cuando esté hecho el caramelo, añadimos la nata caliente y dejamos unos minutos en el fuego hasta que se deshaga el caramelo.
2.-. Fuera del fuego añadimos la mantequilla salada. Reservamos esta crema mientras hacemos la siguiente.
 
– 25 ml. nata
– 50 g. de chocolate blanco
– 75 ml. de nata fría
 
1.- Fundimos el chocolate. Calentamos los 25 ml. de nata y la añadimos al chocolate; mezclamos.
2.- Añadimos el caramelo que hemos hecho antes; continuamos mezclando y, finalmente, incorporamos la nata fría, Mezclamos todo bien y guardamos en el frigorífico.
 
Mousse de chocolate
– 160 g. de chocolate
– 60 g. de azúcar
– 20 ml. de agua
– 3 yemas de huevo
– 1 huevo entero
– 250 ml. de nata líquida
 
1.- Fundimos el chocolate. Montamos la nata.
 
2.- En un cazo, al fuego, hacemos un almíbar con el agua y el azúcar (si tenéis termómetro, cuando alcance 118º estará hecho, si no tenéis, lo tendremos al fuego unos minutos hasta que veamos que va espesando un poco).
 
3.- Batimos las yemas y el huevo (si lo hacemos con un robot, a velocidad máxima), después vamos añadiendo el almíbar y batimos durante otros cinco minutos más. Si el almíbar os ha quedado muy espeso se cristalizará al contacto con los huevos, por eso es mejor que quede algo más líquido.
 
4.- Una vez batidos los huevos con el almíbar, añadimos el chocolate, mezclamos y después incorporamos poco a poco la nata montada. Guardamos en el frigorífico.
 
Biscuit de cacao
También podéis hacerlo sin cacao, añadiendo 40 g. más de harina.
– 6 huevos
– 50 g. de azúcar
– 100 g. de almendras trituradas
– 50 g, de azúcar glas
– 50 g. de mantequilla
– 50 g. de harina
– 50 g. de cacao
 
1.- Fundimos la mantequilla y reservamos.
 
2.- Batimos 5 claras a punto de nieve incorporando poco a poco el azúcar.
 
3.- Batimos las 5 yemas y el huevo entero con el azúcar glas. Añadimos la mitad de las claras y mezclamos despacio.
 
4.- Incorporamos la harina y el cacao tamizados.
 
5.- Añadimos el resto de las claras, mezclamos y, por último, ponemos la mantequilla fundida. Mezclamos bien todo y ponemos en el molde que hayamos elegido. Podemos poner toda la masa en un molde y después dividirlo en dos, o bien hacerla en dos moldes. 
 
6.- Horneamos durante unos 30 minutos con el horno precalentado a 160º. Si habéis decidido por hornearlo en dos moldes, el tiempo será menor, por lo que hay que estar pendientes.
Para hacer esta tarta también podéis utilizar otros tipos de bizcochos que hagáis y que os parezcan más fáciles.
 
Cobertura de chocolate
Es lo que vamos a utilizar para cubrir la tarta y lo que hará que ésta resulte atractiva y brillante. La haremos cuando ya tengamos toda la tarta terminada. Lo ideal es tener un termómetro y, si no, pues a ojo. 
 
– 120 ml. de nata líquida
– 150 g. de azúcar
– 145 ml. de agua
– 60 g. de cacao
– 3 hojas de gelatina
 
1.- Hidratamos la gelatina en agua fría. Mientras, hervimos la nata con el azúcar y el agua.
 
2.- Añadimos el cacao y vamos dando vueltas durante unos minutos (103º), unos cinco minutos. 
 
3.- Retiramos del fuego y dejamos enfriar hasta 60º (unos 10 minutos) y añadimos la gelatina escurrida. Mezclamos bien para que no queden grumos.
 
4.- Esta cobertura la pondremos encima de la tarta cuando se haya enfriado a 30º, por lo que continuaremos dando vueltas a la mezcla para que se vaya enfriando, otros diez minutos o un cuarto de hora . No se puede meter en el frigorífico.
 
Montaje
1.- En un molde ponemos una de las partes del biscuit de cacao (habíamos hecho dos).
 
2.- Montamos la crema de caramelo con una batidora. Cubrimos el biscuit de cacao con esta crema y ponemos por encima la otra parte del biscuit.
 
3.- Cubrimos con la mousse de chocolate y metemos al congelador durante una noche,
 
4.- Sacamos del congelador, desmoldamos la tarta y la cubrimos con la cobertura a la temperatura que os he indicado antes.
 
5.- Adornamos como más nos guste. En la tarta de la foto yo le puse unas cerezas caramelizadas y oro en polvo. Como era bastante grande y la puse en una base cuadrada dorada, le puse por los bordes caramelo líquido que me había sobrado de las cerezas. Eché el caramelo líquido en papel vegetal ,
 
 
 

Otra tarta para un cumpleaños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.