Tarta de fresas

Cuando empieza la temporada de fresas, nunca puede faltar una tarta de fresas. Las hay de mil formas y hoy os traigo una finita, con la base de pâte sucrée.
Lo que hace que esta tarta esté deliciosa son las dos cremas que lleva por encima; primero una crema de almendras y después una crema pastelera con vainilla. Las fresas bañadas en almíbar pondrán la nota de color.
 
Ingredientes
Pâte sucrée
– 200 g. harina
– 120 g. de mantequilla pomada
– 80 g. de azúcar glas
– 1 huevo entero
– 25 g. de almendras molidas
– unas gotas de vainilla
– una pizca de sal
 
Crema de almendras
– 50 g. de mantequilla poma
– 50 g. de azúcar
– 50 g. de almendras molidas
– 1 huevo
– 25 ml de nata líquida
 
Crema pastelera
– 175 ml de leche
– 40 g. de azúcar
– 15 g. de maizena
– 2 yemas
– 15 g, de mantequilla
– 1 vaina de vainilla
 
Almíbar de fresas
– 500 g. de fresas
– 100 g. de azúcar
– 50 ml, agua
 
Elaboración
Pâte sucrée
1.- Tamizamos el azúcar glas sobre la mantequilla. Añadimos las almendras molidas (cuando más molidas estén mejor, pero sin llegar a ser una pasta), las gotas de vainilla y la sal. Mezclamos 
2.- Incorporamos el huevo batido y continuamos mezclando.
3.- Por último, añadimos la harina tamizada y mezclamos hasta poder hacer una bola. Meteremos esta bola en el frigorífico, al menos una hora.
4.- Sacamos la masa del frigorífico, la ponemos entre dos hojas de papel vegetal y la estiramos con un rodillo; así evitaremos que se nos pegue al rodillo. Si se nos ha reblandecido mucho, metemos la masa estirada, sin quitar las hojas, en el frigorífico durante unos minutos.
 
5.- Ponemos la masa en el molde que hayamos elegido y le vamos dando forma con las manos. Después, pinchamos con un tenedor para que no suba la masa en el horno.
 
Crema de almendras
1.- Ponemos todos los ingredientes, menos la nata, en un bol y mezclamos.
2.- Añadimos la nata y mezclamos. Dejamos reposar al fresco esta crema durante 1 hora.
 
Crema pastelera
1.- Calentamos la leche con la vainilla (abrimos la vaina de vainilla con la punta de un cuchillo, sacamos la vainilla del interior y echamos todo a la leche, incluida la vaina).
2.- Mientras se calienta la leche, batimos en un bol las yemas de huevo junto con el azúcar y la maizena.
3.- Cuando la leche empieza a hervir, la retiramos del fuego y la añadimos, colada, a los huevos. Mezclamos.
4.- Volvemos a poner en el fuego todo mezclado y, a fuego más bajo, vamos dando vueltas constantemente hasta obtener una crema.
5.- Fuera del fuego, incorporamos la mantequilla y damos vueltas hasta que se incorpore en la crema.
6.- Ponemos todo en un bol, lo tapamos con film alimentario y lo guardamos en el frigorífico.
 
Fresas en almíbar
1.- Cortamos las fresas en trozos grandes.
2.- Hacemos un almíbar en el fuego con el azúcar y el agua. cuando lleve un par de minutos hirviendo, añadimos las fresas y muy despacio le damos vueltas, intentando que no se rompan. Las tenemos un minuto más o menos.
3.- Sacamos las fresas con cuidado  y las ponemos en papel de cocina para que absorban el líquido y se enfríen.
4.- Continuamos hirviendo a fuego lento el  resto de almíbar que nos ha quedado en el cazo, hasta que se solidifique un poco. Nos servirá para darle brillo y color a las fresas,
 
Elaboración final
1.- Horneamos la pâte sucrée durante 10 minutos a 170º. Pasados esos 10 minutos, ponemos por encima la crema de almendras y horneamos durante otros 20 minutos.
2.- La sacamos del horno y, cuando esté fría, le echamos por encima la crema pastelera.
3.- Adornamos con las fresas y después las pincelamos con el almíbar que tenemos. Pondremos las fresas cuando nos vayamos a comer la tarta, no lo haremos de un día para otro.
 
 

La tarta que nunca puede faltar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.