Succès aux fraises

El succès es un tipo de biscuit hecho a base de merengue y almendras trituradas. Se utiliza como base para algunas tartas y el resultado es conseguir tartas muy ligeras. Podemos decir que es una especie de “macarron” gigante.

La tarta lleva por dentro crema mousseline (crema pastelera y mantequilla) y fresa , aprovechado la temporada.
Ingredientes y preparación
Biscuit succcès
– 40 g. de almendras trituradas
– 10 g. de harina
– 100 g. de azúcar
– 2 claras de huevo
1.- Tamizamos las almendras, 70 g. de azúcar y la harina. Lo reservamos en un bol.
2.- Montamos las claras a punto de nieve. Cuando empiecen a formarse, añadimos poco a poco los 30 g. de azúcar restante.
3.- Mezclamos el merengue con las almendras tamizadas, muy despacio para que no baje el merengue.
4.- Lo ponemos en una manga pastelera y hacemos dos discos de 18 cms. de diámetro para hornear. Podemos dibujarlos en el papel de horno.

5.- Horneamos de 15 a 20 minutos a 170 º en horno precalentado.  Dejamos enfriar.
Crema mousseline
– 2 yemas de huevo
– 70 g. de azúcar
– 20 g. de maicena
– 250 g. de leche
– 2 vainas de vainilla 
– 150 g. de mantequilla
1.- Mezclamos en un bol las yemas con el azúcar y la maizena. Mientras, calentamos la leche con la vainilla

(abrimos las vainas y sacamos la pulpa, echando todo en la leche, después retiraremos las vainas).

2.- Antes de que la leche hierva, la echamos en las yemas y mezclamos;  lo ponemos todo otra vez en el fuego, y a fuego lento vamos haciendo una crema. Dejamos enfriar un poco y añadimos la mantequilla cortada en trocitos. Mezclamos todo y lo ponemos en una manga pastelera.
Montaje
– 400 g. de fresas
– Azúcar glas
1.- Ponemos crema mousseline en uno de los discos de biscuit.
2.- Cortamos  las fresas en dos o cuatro partes, dependiendo del tamaño, cortándolas desde la punta hasta abajo. Vamos poniendo las fresas de forma inclinada rodeando todo el disco de bicuit por el borde. Volvemos a añadir crema entre los huecos de cada fresa.
3.- Ponemos encima el otro disco de biscuit y adornamos con azúcar glas y trozos de fresas.
Esta tarta es crujiente, pero si la guardamos en el frigorífico se ablandará al coger humedad, por lo que, aunque se pueda guardar si sobra, lo ideal es comérsela el mismo día que se prepara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *