IRRESISTIBLE CHOCOLATE VAINILLA

Hoy he decidido hacer postres individuales que son perfectos para ofrecer a cada persona sin tener que estar partiendo en trozos.

Los he llamado irresistibles porque creo que ha sido la palabra de quienes los han probado.

Mucha gente me dice que mis postres son difíciles, pero yo creo que no, hay de todo, aunque lo principal es leerse bien antes toda la receta y organizarse. En la mayoría de ellos se puede avanzar el día de antes haciendo la preparación de alguna crema, incluso también la base.
En este postre lo que me ha parecido más complicado ha sido conseguir las láminas de chocolate, pero con paciencia se consigue. Tampoco pasa nada si se nos rompen.
 
En mis postres quiero destacar, sobre todo, los sabores. No me importa que no sean bonitos, ya irán mejorando, pero para mí lo principal es que esté rico, muy rico, cada vez más, y creo que lo estoy consiguiendo. Estoy descubriendo sabores que nunca antes había probado, texturas diferentes; me falta la decoración, pero todo se aprende.
 
En mis últimos postres he venido utilizando como base un brownie finito sin frutos secos y que he comprobado que se le puede dar muchas utilidades, además de estar riquísimo.
 
Este postre está compuesto por un brownie finito cubierto de una crema de chocolate a la que le he puesto por encima una lámina de chocolate que aporta una textura crujiente y, por encima un chantilly de vainilla y chocolate blanco. Como en muchos postres, algo de lima rallada para dar una nota de frescura.
 
Como siempre, la crema de chocolate y el chantilly de vainilla los hacemos el día anterior o, como poco, cuatro horas antes.
 
Crema de chocolate
– 110 ml. de nata líquida
– 110 ml. de leche entera
– 2 yemas de huevos
– 30 grs. de azúcar
– 150 grs. de chocolate negro
 
1.- Calentamos la nata y la leche. Mientras, batimos las yemas con el azúcar.
 
2.- Antes de que hiervan la nata y la leche echamos la mitad en las yemas, mezclamos, echamos el resto  de la nata y leche y, después, lo ponemos todo en el fuego, bajando la temperatura y moviendo con cuidado hasta que notemos que espesa.
 
3.- Echamos esta crema en el chocolate que tendremos partido y batimos con la batidora.
 
4.- Ponemos en un bol, tapamos con film de cocina y guardamos en la nevera.
 
Chantilly de vanililla
– 250 g. de nata líquida
 – 1 vaina de vainilla
– 50 g. de chocolate blanco
 
1.- Calentamos la nata con la vainilla. Abrimos la vaina, sacamos la pulpa y echamos todo con la nata.
 
2.- Cuando comienza a hervir la retiramos del fuego, quitamos sólo la vaina de vainilla, y la echamos en el chocolate troceado; batimos despacio, tapamos con film de cocina y guardamos en la nevera.
 
Brownie de chocolate
– 70 g. de mantequilla
– 40 g. de chocolate negro
– 85 g. de azúcar moreno
– 1 huevo grande
– 32 g. de harina
– 4 g. de cacao en polvo
– una pizca de sal

1.- Fundimos al baño maría el chocolate y la mantequilla; mientras batimos el huevo y el azúcar durante dos minutos.

2.- Incorporamos el chocolate a la mezcla de huevo y azúcar y mezclamos.

3.- Añadimos la harina, el cacao y la sal y continuamos mezclando.

4.- Ponemos en un molde rectangular y horneamos 12 minutos con el horno precalentado a 170 grados.

 
Láminas de chocolate
1.- Fundimos en el microondas 100 g. de chocolate y lo extendemos en una hoja de acetato (es como un plástico duro). Metemos en el frigorífico o, en el congelador (pero menos tiempo) hasta que el chocolate se endurece. Con un cuchillo, hacemos rectángulos de la medida que van a ser nuestros postres.
Si el chocolate se ha endurecido demasiado se romperá, entonces es mejor que se deshaga algo a temperatura ambiente; si se deshace mucho volvemos a guardar en la nevera. Es cuestión de ir probando.
 
 
Montaje
 
– Con una manga pastelera ponemos montoncitos de crema de chocolate encima del brownie.
 
– Cortamos en rectángulos el brownie.
 
– Ponemos una lámina de chocolate encima de cada rectángulo, sin apretar.
 
– Sacamos el chantilly de la nevera y lo montamos con unas varillas hasta que quede espeso. Encima de cada lámina adornamos con el chantilly de vainilla y echamos lima rallada por encima.
 

Delicia en el paladar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *