Hojaldre rápido

En nuestras tiendas podemos encontrar distintos tipos de planchas de hojaldre ya preparado, tanto congelado como fresco. La verdad es que salen estupendamente y sin ninguna complicación por nuestra parte, pero … es una masa que nosotros no hemos hecho. 
 
Hacer la masa de hojaldre requiere su tiempo, pero luego comprobaréis que vuestro hojaldre es mucho más sabroso. Podemos empezar por realizar un hojaldre rápido que no requiere mucho trabajo y tiempo y que, seguro, va a salir estupendo. La dificultad que puede tener es a la hora de estirar la masa porque resulta un poco pegajosa, pero hacer la masa es muy sencillo e incluso podéis hacerla manualmente.

 

 
Ingredientes
– 200 grs. de harina
– 220 grs. de mantequilla 
– una pizca de sal
– 90 ml. de agua
– si la receta que vais a hacer es dulce, añadir 1 cucharada de azúcar.
Preparación
1.- Ponemos en un bol la harina, la mantequilla en trozos, el azúcar y la sal.
2.- Mezclamos los ingredientes con la mano
3.-  Añadimos el agua y seguimos mezclando con la mano hasta obtener una bola. Todos los ingredientes deben estar bien mezclados.
4.- Metemos la masa en el frigorífico durante 30 minutos.
5.- Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos. Enharinamos la encimera para poder trabajar mejor y vamos estirando la masa con un rodillo. Podemos poner la masa entre dos papeles de cocina para que no se pegue al rodillo.  Estiramos hasta unos 60 cm de largo y 15 de ancho.
Vamos a ir haciendo pliegues. El rectángulo de masa que tenemos lo plegamos en tres; doblamos un tercio del largo hasta el centro y cerramos con el otro tercio. Guardamos en el frigorífico 30 minutos.
Sacamos la masa del frigorífico y le damos un cuarto de vuelta en sentido contrario a las agujas del reloj para que la masa se quede con la abertura del medio en posición vertical. Con el rodillo vamos estirando la masa hasta obtener otra vez un rectángulo y volver a plegar como la primera vez. Volvemos a guardar en el frigorífico.
Volvemos a sacar la masa y la estiramos.
6.- Antes de meter al horno pinchamos con un tenedor la masa para que no suba demasiado. Horneamos en el horno precalentado a 180º durante unos 15 minutos.
7.- Pasado ese tiempo espolvoreamos la masa con azúcar glas, subimos el horno a 220º y horneamos otros 5 minutos. De todas formas, estaremos observando su cocción.
Dejamos enfriar y cortamos con las formas que hayamos elegido. Si son milhojas, tened en cuenta que necesitamos tres láminas para cada una.
 
 

El valor de lo hecho en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.