Fraisier

Hablar de  Philippe Conticini es hablar de uno de los grandes maestros pasteleros del mundo. Como ya he escrito otras veces, reinventa los postres clásicos dándoles otra forma.
 
A través de Facebook he sacado esta receta de un clásico, fraisier, y que, en este caso, he sido yo la que le ha dado una forma distinta a la de una tarta.
Este fraisier se compone de una pasta hecha con galletas, compota de fresa, y crema pastelera, así de fácil.
 
En cuanto a la forma, yo he querido presentarla de forma original y he jugado con los moldes circulares que tengo, poniendo uno dentro del otro, en el centro o a un lado … y  este ha sido el resultado.
 
 
Ingreditentes y realización
Pasta
– 100 g. de galletas (yo he utilizado de canela para dar un toque distinto de sabor)
– 30 g. de azúcar de caña (o azúcar moreno)
– 70 g. de mantequilla pomada
– vainilla
– limón
 
1.- Trituramos las galletas, añadimos el azúcar, la ralladura de 1/2 limón  y la mantequilla y mezclamos con las manos-
2.- Ponemos la pasta en los moldes que vayamos a utilizar, apretando con una cuchara.
3.- Horneamos a 170º durante unos 8 ó 10 minutos. Aconsejo no hornear mucho tiempo porque la galleta se endurece. cuando lo saquéis del horno estará casi derretida la pasta, no lo toquéis y dejarlo enfriar en su molde.
 
Crema
Debéis tener en cuenta la crema que se va a utilizar en vuestro fraisier, porque puede que tengáis con la mitad de las cantidades que aquí os dejo. en todo caso, podéis utilizar la que sobre para ponerla dentro de un bizcocho.
 
 – 125 ml. de leche
– 30 g. de nata líquida
– 20 g. de maizena
– 40 g. de azúcar
– 2 yemas
– 1 hoja de gelatina
– 45 g. de mantequilla
– 1 lima
– vainilla
 
1.- Blanqueamos las yemas con el azúcar (las batimos hasta que blanqueen), añadimos la maizena.
2.-  Ponemos en un cazo al fuego la leche, la nata, la ralladura de 1/2 lima y la vainilla (si es una vaina, la abrimos por la mitad, sacamos la pulpa y echamos todo)
3.- Cuando empiece a hervir la leche, la incorporamos a los huevos pasándola por un colador, para que no echemos la vainilla. Mezclamos bien y lo volvemos a poner todo otra vez en el fuego pero más bajo.  Mezclamos enérgicamente hasta conseguir que espese y obtener la crema.
4.-Fuera del fuego, con la crema caliente, echamos la mantequilla, removemos hasta que se disuelva, y luego la hoja de gelatina que habremos hidratado previamente unos minutos en agua fría (yo la pongo en un plato hondo con agua fría y luego la escurro con la mano).
5.- Dejamos enfriar la crema en el frigorífico poniéndole film de plástico en contacto con al crema.
 
Compota de fresas
– 100 g. de fresas
– 1cucharada de azúcar
– 1 cucharadita de zumo de limón
– ralladura de 1/2 limón
– flor de sal
 
1.- Ponemos a hervir en un cazo todos los ingredientes hasta que las fresas se vayan deshaciendo. Después, podemos aplastarlas con un tenedor o, si queremos que la compota tenga una textura más fina, podemos batir.
 
Montaje
Necesitaremos también unas fresas para adornar y azúcar glas.
 
– Sacamos del molde, con cuidado, la pasta de galleta. Ponemos por encima compota de fresas y después … podéis adornar a vuestro gusto, poniendo todo de crema y encima las fresas enteras, o poniendo pegotes de crema y trocitos de fresas …  De cualquier forma estará riquísima.

Sé original con tus tartas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.