Si queréis sorprender con un postre espectacular, os aconsejo que realicéis este tipo de postres, muy de moda en Francia. Es una esfera de vainilla y mascarpone.
 
Se congela una crema, praliné, mermelada … en moldes pequeños, después lo que hemos congelado lo insertamos en otra crema o mousse, cubrimos todo en otro molde más grande, le ponemos una base de bizcocho, galleta … y, finalmente … se saca del congelador y se cubre con un glaseado. El resultado es estupendo cuando tus comensales cortan el postre y se ve por dentro lo que has insertado.
 
Si además de bonito está bueno pues … un éxito total.
Como vamos a ir congelando, puedes preparar este postre cuando quieras y, el día que se vaya a comer, sacarlo y echarle el glaseado. En este caso, la  esfera es de una crema de vainilla y mascarpone y dentro de ella un chocolate al paraliné.
 
Ingredientes y preparación
 
Sablé noissete
– 60 g. de mantequilla
– 60 g. de  azúcar glas
– 1/2 huevo
– 25 g. de avellanas trituradas
– 125 g. de harina
 
1.- Batimos la mantequilla, el azúcar glas y el huevo; añadimos las avellanas y la harina. Hacemos una bola y reservamos en el frigorífico.
 
2.- Extendemos la masa en la placa de horno y horneamos 15 minutos a 170º-
 
3.- Cortamos la masa conforme los moldes que hayamos elegido, teniendo en cuenta que va a ser la base del postre.
 
Corazón de chocolate
– 100 g. de chocolate
– 100 g. de nata líquida
– una cucharada de praliné (en esta receta os explico cómo hacer un praliné)
 
1.- Calentamos la nata, retirándola del fuego antes de que comience a hervir. La echamos en el chocolate troceado y batimos con la batidora. Incorporamos la cucharada de praliné-
 
2.- Ponemos esta crema en moldes pequeños y congelamos.
 
 
Crema de vainilla y mascarpone
– 250 g. de leche
– 2 yemas
– 70 g. de azúcar
– 1 vaina de vainilla
– extracto de vainilla
– 1 hoja de gelatina
– 50 g. de nata montada
– 100 g. de mantequilla
– 100 g. de mascarpone
 
1.- Ponemos a calentar la leche con la vaina de vainilla abierta y sacada la pulpa y el extracto de vainilla. Mientras, batimos las yemas con el azúcar.
 
2.- Cuando vaya a hervir la leche, la echamos en las yemas y mezclamos, luego llevamos todo otra vez al fuego, bajándolo y dando vueltas sin parar hasta que espese.
 
3.- Cuando la crema haya espesado, fuera del fuego añadimos la gelatina, mezclamos hasta que se disuelva, y el mascarpone. Cuando esté todo mezclado incorporamos la mantequilla y mezclamos hasta que se disuelva; si hace falta lo podemos batir. Dejamos enfriar esta crema.
 
4.- Cuando la crema está fría, añadimos la nata montada; mezclamos despacio.
 
 
 
 Montaje
– En un molde de esfera, ponemos crema de vainilla,después introducimos el chocolate que tenemos congelado y tapamos todo con más crema de vainilla. Cerramos el molde con una base del sablé que tenemos cortado.
 
– Lo congelamos todo y lo sacaremos cuando vayamos a comerlo, aunque previamente le pondremos el glaseado.
 
Glaseado de chocolate
– 120 g. de nata líquida
– 145 g. de agua
– 150 g. de azúcar
– 60 g. de cacao en polvo
– 6 g. de gelatina
 
1.- Calentamos en un cazo el agua, la nata y el azúcar, removemos. Cuando comienza a hervir añadimos el cacao y lo tenemos hasta que se disuelva (si tenéis termómetro, hasta 103 gradosÇ).
 
2.- Lo colamos y lo ponemos en otro bol para que se enfríe algo y añadimos la gelatina hidratada.
 
3.- La temperatura para utilizarlo son 30 grados. Si no tenéis termómetro, podéis meter una cuchara y, si al sacarla no gotea por los bordes, es que está listo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.