Charlotte de frutas

La Charlotte de frutas es un postre que puede resultar muy apetecible en esta época de calor, ya que la fruta y la crema frías conseguirán que resulte muy apetecible.
Pero lo que caracteriza a la Charlotte es que es una tarta muy esponjosa porque el bizcocho que se utiliza (biscuit à la cuillère, del que he hablado en la anterior entrada) es muy esponjoso.


La tarta está compuesta de una base de bizcocho, una crema bavaroise, fruta, otra capa de bizcocho, más crema bavaroise de vainilla, rodeada de bizcocho en forma de soletilla y recubierta de la fruta que más nos guste.
Si la metes en el frigorífico y la sacas para comerla, estará exquisita y fresquita.

Infredientes y preparación


biscuit à la cuillère 
Este tipo de bizcocho es el que se utiliza en la charlotte, os dejo la entrada anterior de este blog donde explicaba cómo se hacía biscuit à la cuillère. Puede añadirse también un colorante si queréis que combine con la fruta elegida.
Una vez que tengamos la masa de este bizcocho tenemos que hacer dos discos para la tarta y varias soletillas. Mi tarta es de a18 cms. de diámetro.





Bavaroise de vainilla
En realidad es lo primero que tiene que hacerse, ya que debe asentarse y no quedar líquida cuando realicemos el montaje de la tarta. Lo ideal es hacerla el día de antes.
– 250 ml. de leche
– 3 yemas
-50 g. de azúcar
– 1 vaina de vainilla
– 2 hojas de gelatina
– 200 g, de nata

1.- Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría.

2.- Abrimos la vaina de vainilla, sacamos la pulpa y la echamos a las yemas, el resto lo ponemos en la leche, la cual ponemos al fuego. Batimos las yemas con la pulpa de vainilla y el azúcar.

3.- Antes de que la leche comience a hervir, la incorporamos en las yemas, removemos y lo volvemos a poner todo en el fuego y vamos dando vueltas hasta conseguir una crema (si tenemos un termómetro hasta que llegue a 82º), no va a espesar mucho, así que hay que tener cuidado de que no se nos corte.

4.- Tapamos la crema con plástico de cocina y guardamos en el frigorífico.

5.- Cuando la crema está fría añadimos muy despacio la nata montada. Volvemos a guardar en el frigorífico.

Almíbar
Nos va a servir para bañar el bizcocho ya que, si no, puede quedar algo seco.
– Agua
– Mermelada (queda estupendo si utilizas la mermelada del mismo sabor de la fruta que vayas a poner en la tarta).

1.- Ponemos en el fuego 2 cucharadas de mermelada y unos 100 ml. de agua; damos vueltas hasta que se diluya la mermelada,
Vamos a necesitar también fruta para la tarta. Queda muy bien con frambuesas y arándanos. Yo he utilizado melocotón (por dentro de la tarta le daba un sabor estupendo) y cerezas; pero podéis utilizar la fruta que más os apetezca.

Montaje
Debemos utilizar un molde circular alto.
– Ponemos abajo un disco de bizcocho y con un pincel lo bañamos con el almíbar. A continuación ponemos las soletillas alrededor del molde por dentro.

– Encima del primer disco de bizcocho ponemos la mitad de la crema y añadimos algunos trocitos de fruta.

– Cubrimos con otro disco de bizcocho y volvemos a bañarlo con el almíbar. Cubrimos otra vez con el resto de bavaroise y adornamos con frutas.

Tenemos que guardar esta tarta, al menos seis horas, en el frigorífico y la sacaremos cuando nos la vayamos a comer,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Charlotte de frutas”