Cake gianduja noisette

Hoy os dejo la receta de una tarta que he sacado del libro de Christophe Michalak,  L’ultime cake book . Un libro en el que Michalak comparte sus múltiples ideas sobre recetas de cakes. La imaginación de este chef repostero a la hora de realizar postres no tiene límites.  Este cake me parece muy apropiado como tarta de aniversario.  Sustituyo las grandes tartas tradicionales de cumpleaños por estas que no resultan nada pesadas y que son una delicia para el paladar por la combinación de sabores. 
La base es un cake como si fuera un brownie de chocolate y que podéis utilizar como base para cualquier tarta; en este caso le he puesto una crema de gianduja noisette, que es básicamente una crema de chocolate y avellanas. Una crema en la que se pueden apreciar dos texturas, la crema de chocolate y las avellanas tostadas y trituradas.
 

El molde que he utilizado es el aro que ya os he enseñado varias veces  y que cada día me parece más imprescindible en mi cocina. Con él las tartas me salen con una medida estupenda, sin dar la sensación de una tarta inmensa con un bizcocho de tres pisos.

Este cake resulta ligero, suave y se derrite en la boca. La crema con la que se le cubre resalta todavía más ese sabor ligero y delicado de este postre.

 





Ingredientes y preparación
Crema gianduja noisette
El día anterior os recomiendo hacer la crema chantilly gianduja.
– 50 g. de avellanas
– 300 g. de nata líquida

– 150 g. de gianduja noisette. (El gianduja noisette se prepara con avellanas, azúcar glas y chocolate con leche en las mismas cantidades; se puede congelar lo que sobre y utilizarlo en otros postres; es algo exquisito).

       Gianduja noisette

  • 150 g. de avellanas
  • 150 g. de azúcar glas
  • 150 g. de chocolate con leche (puede ser mitad de chocolate con leche y mitad de chocolate negro)

Se hace un praliné triturando con un robot las avellanas y el azúcar glas; después se le añade el chocolate fundido al baño maría. Lo ponemos en un recipiente y lo metemos al frigorífico. Al cabo de unas horas estará como una pasta de chocolate.

Para hacer el chantilly,  primero ponemos en el horno las avellanas durante unos 15 minutos a 160 grados para que se tuesten un poco, y luego les quitamos la piel que les quede. Reservamos alguna avellana para decorar la tarta.
Ponemos a calentar en un cazo la nata y las avellanas, cuando comience a hervir la retiramos del fuego  y dejamos las avellanas en la nata unos 10 minutos más.
Agregamos la nata y las avellanas sobre la gianduja cortada en trozos y batimos con la batidora. Ponemos en un recipiente, tapamos con film en contacto con la crema y guardamos en el frigorífico durante una noche.

Brownie de chocolate
– 70 g. de mantequilla
– 40 g. de chocolate negro (70% cacao)
– 85 g. de azúcar moscovado (tengo que reconocer que yo no utilicé este tipo azúcar porque no la encontré, aunque sí se vende en tiendas de repostería. El azúcar moscovado es un azúcar que no ha sufrido casi refinamiento, de un color oscuro y húmedo. Es de mucha mayor calidad y con mejores cualidades que el azúcar moreno, pero …. yo he utilizado el azúcar moreno, aunque prometo buscar este tipo de azúcar  volver a realizar este brownie).
– 1 huevo grande
– 32 g. de harina
– 4 g. de cacao en polvo
– 0,5 g. de sal

1.- Fundimos el chocolate y la mantequilla al baño maría.

2.- Ponemos el azúcar y el huevo en un bol y batimos durante 2 minutos.

3.- Incorporamos el chocolate fundido, después la harina, el cacao en polvo y la sal. Continuamos batiendo asta mezclarlo todo.

4.- Lo echamos todo en un molde y  horneamos a 170 grados durante 12 minutos. Dejamos enfriar.

Avellanas caramelizadas
Ponemos en una sartén las avellanas que habíamos reservado para decorar el cake y las cubrimos con azúcar glas, ponemos en el fuego y dejamos que se caramelicen, sin que lleguen a quemarse.

Montaje
Sacamos del frigorífico la crema de chantilly y la batimos hasta conseguir que espese (yo recomiendo batirla a mano con unas varillas). Ponemos esta crema en la manga pastelera y vamos cubriendo el brownie al mismo tiempo que lo decoramos.
Adornamos con las avellanas caramelizadas, unos trocitos de gianduja y azúcar glas.

Ideal como tarta de anniversario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *